Dentro de nuestro proceso de mejora continua en la prestación de nuestros servicios, nos ha sido concedido el certificado de calidad según la norma UNE-EN ISO 9001:2008 otorgado por AENOR.

Nuestra filosofía se basa en una cultura de empresa claramente orientada al cliente, considerando nuestros recursos humanos el activo diferencial más valioso de la compañía, para ello fomentamos permanentemente la mejora continua y la calidad de servicio que da soporte así a la calidad indiscutible y reconocida de nuestros productos.

La calidad de los artículos que comercializa IPM está fuera de duda y así queremos que sea apreciado por nuestros clientes.

La calidad del servicio da soporte a la del producto. Nos enfocamos en satisfacer las necesidades del cliente.

El tiempo de prestación del servicio desde el pedido hasta la entrega del producto se va reduciendo de forma continua.

La totalidad y la exactitud de los pedidos están aseguradas gracias a nuestras existencias en el almacén y su organización.

Tenemos una alta capacidad de comunicación gracias a nuestras líneas de atención al cliente

La corrección en el trato al cliente es un compromiso de todo el personal.